La pandemia en Sanitas

“La gestión de la COVID es, sin duda, el desafío más importante al que nos hemos enfrentado como personas, como profesionales y Sanitas como empresa especializada en el cuidado de la salud de las personas”

Iñaki Peralta

Consejero delegado de Sanitas y de Bupa Europe and LatinAmerica

La experiencia de nuestros compañeros

Ana Blanco

directora de la clínica dental Sanitas Los Remedios en Sevilla, colaboró en el centro residencial Sanitas Carabanchel

“Mis abuelas fueron mi fuente de inspiración y avivaron mis ganas de ayudar a los compañeros de residencias. Los mayores son un ejemplo de lucha y sacrificio y han contribuido a que tengamos más facilidades en el mundo actual. En la residencia conocí a un equipo maravilloso, que luchaba por los residentes, y por mantener informados a sus familiares. El 2020 nos ha dado una lección de vida, nos ha enseñado que se puede sonreír con los ojos, y que lo que siempre prevalece son los valores humanos”

María García Salinas

psicóloga de BluaU de Sanitas

“Los primeros meses fueron muy duros, detectamos mucho sufrimiento en nuestros clientes, principalmente relacionado con el temor y la incertidumbre de todo lo que estaba pasando. Nuestro servicio de 24H necesitaba ayuda para gestionar los casos de ansiedad y ataques de pánico, porque uno de los problemas principales era que muchas personas no sabían diferenciar los síntomas y eso les provocaba más ansiedad aún”

Olga Bravo

jefa de Medicina Interna del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja

“La pandemia ha venido cargada de incertidumbre, acompañada de un sentimiento de impotencia, pero mitigado por el apoyo y colaboración de todos los compañeros. Esta situación, a la que nunca antes se había enfrentado mi generación, ha contribuido a fortalecer mi vocación de servicio y me ha permitido comprobar que estamos entrando en una nueva etapa en la relación entre médico y paciente”

Carlos de la Fuente

jefe de Geriatría del Hospital Virgen del Mar

“La pandemia por coronavirus ha supuesto un continuo reto investigador e innovador tanto para las organizaciones sanitarias como para los profesionales que en ellas servimos. Hemos intentado dar lo mejor de nosotros mismos y, sin duda alguna, hemos recibido lo más preciado de nuestros pacientes: su complicidad, su cariño y su entereza. En mi condición de geriatra, quisiera rendir homenaje a esa entereza demostrada por nuestros mayores. Mayores que un día nos dieron la vida y que al final de sus vidas nos devolvieron el orgullo y la dignidad de la condición humana”

Lidia Bataller

terapeuta y coordinadora de Cuidados de la residencia Sanitas Consell de Cent en Barcelona.

“La unión entre los compañeros y la organización fue muy importante. También cabe decir que hemos hecho mucha contención emocional, especialmente en aquellas personas que cognitivamente estaban bien. Ha sido un año muy duro para ellos, sin apenas ver a sus familiares, más que por las videollamadas que realizábamos con ellos, y nosotros hemos sido un punto de apoyo para ayudarles a sobrellevar la situación”

Equipados en todo momento

En enero de 2020 realizamos una compra de material sanitario para nuestro equipo asistencial, ante la previsión de que el mercado asiático, nuestro principal proveedor, pudiese dejar de abastecernos dados los datos de la COVID-19 en China en enero y febrero de 2020.

Gracias a este abastecimiento, nuestros hospitales, residencias y clínicas dentales contaron desde los primeros días de la pandemia con stock de equipos de protección individual (EPI), para que todos los profesionales sanitarios llevaran a cabo su trabajo protegidos y garantizando, en la medida de lo posible, su seguridad y bienestar.

Adquirimos 2 millones de mascarillas, 1,6 millones de batas y 16 millones de guantes tanto para nuestro personal como para cada persona que ha entrado en nuestros centros médicos, dentales y residencias.

Protocolos AENOR: centros libres de COVID

Las oficinas, los centros dentales y las residencias de Sanitas cuentan con la certificación AENOR en sus protocolos frente a la COVID-19, lo que pone de manifiesto que la compañía cumple de forma rigurosa las medidas adecuadas para hacer frente a la propagación del virus.

Seguir leyendo

Lucha contra la COVID en las residencias

Las residencias de mayores han sido, sin duda, el ámbito donde más impacto ha tenido la pandemia. No solo porque los usuarios son los más frágiles y sensibles a esta enfermedad, sino porque estas personas se han visto obligadas al aislamiento prolongado y a la falta de contacto físico con sus familiares y allegados. Las residencias de Sanitas Mayores se adaptaron para convertirse en entornos seguros contra la COVID con el establecimiento de estrictas normas de seguridad clínica.

Seguir leyendo

“Los profesionales de residencias hemos antepuesto la seguridad de nuestros residentes a nuestra vida personal, ya que en las residencias en las que se producía algún contacto el resultado era devastador; y sin duda alguna, aunque se nos ha hecho largo ha merecido la pena”

Marta Penido, directora de la residencia Sanitas Vigo

Medidas puestas en marcha

Se zonificaron todas nuestras residencias para crear espacios específicos para residentes positivos, contactos de positivos y personas sin síntomas, medida que más tarde se tomó a nivel nacional. De este modo se pretendía cortar la cadena de transmisión del virus.

Hemos realizado más de 143.000 tests PCR a residentes y empleados a cuenta de la compañía desde marzo de 2020. No nos hemos limitado a los meses más duros del primer estado de alarma: dada la situación de rebrotes en diversos lugares del país, realizamos tests PCR y serológicos semanales tanto a los residentes de nuestros centros como a todos los empleados, para detectar así posibles positivos asintomáticos y actuar en consecuencia.

Pusimos en marcha unidades medicalizadas de agudos en seis de nuestros centros. En estas ofrecimos asistencia a aquellos residentes que dieron positivo por COVID-19 en los casos en los que no fue posible su derivación hospitalaria. Estas unidades contaban con instalación de oxígeno y atención sanitaria.

Todos nuestros residentes cuentan, gracias a la videoconsulta, con servicio médico de urgencias 24 horas y consulta con 15 especialidades médicas: geriatría, dermatología, neurología, reumatología, psicología, psiquiatría, cardiología, traumatología, medicina interna, otorrinolaringología, urología, alergología e inmunología, oftalmología y digestivo.

Este incremento de la atención médica gracias a la digitalización permite reducir el desplazamiento de los mayores a los centros hospitalarios a los casos que sea imprescindible y recibir una consulta de especialistas que complementen el trabajo asistencial de los equipos propios de las residencias. Así, los médicos de las residencias pueden consultar y compartir los diagnósticos y pautas de los residentes con estas especialidades.

Hemos impartido a los empleados formación específica en prevención de los riesgos ante la COVID-19 y el manejo de equipos de protección individual (EPI).

Estas medidas han ayudado en la obtención de la Certificación de protocolos frente al COVID-19 de AENOR. Esto pone de manifiesto que la compañía cumple de forma rigurosa los protocolos adecuados para hacer frente a la propagación del virus. El certificado de AENOR es un aval externo sobre la efectividad de las medidas que aplica la compañía y, de forma paralela, respalda que estas iniciativas cumplen con las directrices marcadas por el Ministerio de Sanidad en materia de prevención e higiene sobre la COVID-19.

Nuestros equipos asistenciales han trabajado en la gestión de los efectos que los meses de confinamiento han podido tener en los mayores, como son un empeoramiento de su tono muscular o su estado físico y cognitivo.

Para esto, se ha reevaluado la situación de todos los residentes y, en aquellos casos en los que los efectos secundarios de la pandemia han sido más notorios, se han planificado diferentes cuidados y actividades adaptadas.

Las alteraciones conductuales asociadas a la demencia se vieron muy afectadas e incrementadas durante el confinamiento. Eso ha implicado una reevaluación y un manejo individualizado de terapias farmacológicas y no farmacológicas. Los trastornos del sueño han requerido también un enfoque particular.

Por último, los trastornos emocionales, que han impactado en muchos de los residentes, han implicado que los equipos, en su conjunto, trabajen en diferentes aspectos (ansiedad, depresión, tristeza, duelo…) para ofrecer herramientas individuales y soluciones a cada residente.

Uno de los retos más difíciles ha sido mantener la excelencia en nuestros cuidados dedicados a nuestros mayores en estos tiempos tan duros. Para ello, hemos procedido a un refuerzo de los equipos, con la contratación de más de 1.000 personas, y también a un aumento de las capacidades asistenciales que se ofrecían de forma previa a la crisis.

Hemos reforzado la labor de los equipos de limpieza con la contratación de empresas externas para realizar desinfecciones extraordinarias, y así liberar de estas labores al personal de las residencias, que debía atender de los mayores que viven con nosotros. Para esta tarea hemos contado también con la ayuda de las Fuerzas de Seguridad del Estado, como la UME.

Sectorización de los centros
Tests PCR
Creación de unidades de agudos en los centros
Mayores cuidados: medicalización de los centros
Formación en prevención de riesgos
Gestión de los efectos de la COVID en mayores
Refuerzo de las plantillas
Refuerzo de los equipos de limpieza

La COVID-19 en los hospitales de Sanitas

Los hospitales han sido, y aún son, los centros neurálgicos de la batalla más dura contra el virus. Su personal trabaja sin descanso desde el inicio de la pandemia con un objetivo claro, salvar vidas. Independientemente de su especialización, los profesionales de los hospitales de Sanitas han trabajado en equipo, para poder contribuir al freno de la pandemia.

Durante el estado de alarma, abrimos dos hospitales de campaña junto a nuestros centros madrileños de La Zarzuela y La Moraleja. De este modo, aumentamos un 60% las camas de hospitalización. Además, duplicamos nuestras camas de UCI con la habilitación de salas de reanimación o quirófanos. También hemos crecido en número de médicos y enfermeras, mediante el aumento de la contratación de nuevos profesionales desde el inicio de la pandemia.

Circuitos libres de COVID en nuestros hospitales

Generamos circuitos estancos y totalmente diferenciados dentro de nuestros hospitales para atender a personas en tratamientos oncológicos, personas con ictus, infartos o enfermedades crónicas. Además, también establecimos un circuito de atención al parto totalmente seguro y que compatibilizaba las exigencias del momento con la atención humanizada durante el parto.

Clínicas dentales para atención de urgencia

Seguir cuidando de la salud bucodental de nuestros clientes fue otra de las prioridades durante los primeros meses de la pandemia. Por este motivo, mantuvimos abiertas un total de 41 de nuestras clínicas dentales para atender urgencias bucodentales.

Tras el desconfinamiento incorporamos en los centros medidas como el triaje digital previo a la cita, el envío de documentación online o el aforo limitado, además de medidas especiales para que los pacientes acudieran solos al centro, así como desinfección de calzado y toma de temperatura a la entrada.

De todas estas medidas, la videoconsulta ha sido una de las más valoradas por nuestros clientes. Hemos gestionado 4.165 videoconsultas que han servido sobre todo para solucionar dudas respecto a sus tratamientos con su odontólogo.

Estar cerca de todos nuestros asegurados

Desde Sanitas Seguros quisimos seguir estando cerca de nuestros asegurados a pesar del confinamiento y que estos pudieran continuar gestionando su salud. Para esto, dimos acceso gratuito al servicio de videoconsulta a todos nuestros clientes.

Para contribuir a la detección de positivos y aportar tranquilidad a los clientes, incluimos en la póliza, de forma temporal, la realización de dos tests de antígenos al mes.

Como no podía ser de otra forma, Sanitas ha prestado asistencia sanitaria por COVID a todos los asegurados a pesar de la exclusión por declaración de pandemia.

Más cerca de las personas

Cerca de nuestros clientes durante toda la pandemia

En tiempos de máxima incertidumbre, la información cobra un valor esencial. Desde el inicio de la pandemia hemos trabajado de manera constante e incesante para mantener a nuestros clientes informados, que sientan que su seguro de salud los acompaña, dándoles consejos sobre cómo cuidarse y cómo actuar en tiempos de pandemia.

  • Newsletter Sanitas va contigo con información útil y consejos de salud

  • Landing con información sobre la COVID

  • Nuevo apartado en Mi Sanitas App y web con toda la recopilación de información sobre COVID-19

  • Emails con información sobre nuestros centros médicos y dentales y sobre nuestros servicios

  • Talleres de salud y bienestar